jueves, 1 de septiembre de 2011

TREMENDO GOLPETAZO


Pues resulta que por la noche me levanté al baño y al volver no encendí la luz del cuarto.

A la derecha de la cama hay unas estanterías de madera y caminé agarrándome a ellas hasta el final de la habitación, intenté sentarme en la cama para seguir durmiendo y "tremendo batacazo" me dí contra el suel0...

Mi hijo oyó el golpe que me metí en todo el coxis y vino a ver lo que pasaba, total que no puedo bajar escaleras por el dolor tan grande y al sentarme igual, horrible...

Así que descanso porque sufro estando en la silla del ordenador.

Lindo fin de semana a tod@s, nos vemos,